sábado, 22 de diciembre de 2007

Tarde de mar


Ayer tuve mar

tarde de mar


Vino la garza blanca

se posó cerca

sentí su pluma

paseo sutil

sobre mi cuerpo.


No me dijo: -¡Adios!

sólo pronunció un hasta luego.


Brisa vieja que

calma los afectos.


Julia del Prado

Derechos reservados
Publicar un comentario