sábado, 17 de mayo de 2008

A la sombra de la muchacha en flor


A Elisa Cincotta, amable poeta argentina, amiga, por sus versos con sabor a tango y a bolero.

Inspirada esta poesía en la poesía de Elisa : Resplandor y en la vida, por supuesto.


Ya no más trenzas largas

que como señuelo

llegaba a mis caderas.


Ya no más

esa boca en flor.


Ya no más

ojos negros de misterio

con seducción momentánea.


Ya no. 50 años

mira a la mar

desde su playa amiga

en espejo de agua.


Sombra ligera queda hoy:


garbo de gacela

heredado de la madre.


A lo lejos

resplandor de los candiles

los otros y ella

caminante de su destino.


Fines de marzo del 2008.


Julia del Prado (Perú)

Derechos reservados
Publicar un comentario