martes, 7 de julio de 2009

El nacimiento de Pirombombo, el hongo

El nacimiento de Pirombombo, el hongo

Un día de primavera,
de un año que no recuerdo

nació bajo el abrigo de Sanpanzardo,
el primo bueno de Chullachaqui

Pirombombo, el amigo hongo.


En un manchal de árboles
de caucho
la avispa Lucila bebió tanto,
pero tanto de la leche de uno de los cauchos
y tiesa se quedó.

Pucutum, cayó a tierra,
y bum-parambum
como la nutrió.

Como es su costumbre
los cotomonos aullaban
alegres y saltarines
de árbol en árbol.

De pronto silencio ...

Sanpanzardo con voz

de trueno anuncia el nacimiento
de Pirombombo, el hong
o.

Firiri dio la hora,
el aullido llenó la selva,

era las 12 del mediodia.

Asomó Pirombombo

su cabecita roja y rechoncha
como una manzana en delicia
y luego, su tallito verde, carnoso
como un tripón en regocijo.


Pirom y Bomba,

los diablitos colorados
elegidos por Sanpanzardo,
el primo bueno de Chullachaqui
recibieron a Pirombombo,
el hongo.

Los diablitos colorados

son esos que en sus
juegos mágicos

permanecen ocultos

en los renacos.


Pirom y Bomba,

al verlo a este hongo
con perfil de bombo,
lo bautizaron como Pirombombo

-¡Dum-dum! ¡Dum!
¡Alum-lum-dum-um!

mi nené,

nené Pirombombo.

Cómo abre y cierra

sus ojitos negros,
Pirombombo, el hongo.

Balancea su cabecita roja,

y mueve sus brazos,

con las manos

a punto de cajón.

-Duerme, duerme,

nené hongo
Pirombombo.

-¡Dum!-um. ¡Dum!
¡Alum-lum-dum-dum!

Pirom y Bomba,
arrullan a su chiquito hongo

con la canción

de la ayahuasca.


-¡Dum-dum! Dum
¡Alum-lum-dum-um!


(Pertenece al Libro de mi autoría: Cabriolas. Lima: San Marcos, 2004)
Publicar un comentario