miércoles, 25 de noviembre de 2015

Detrás de la aldaba. Comentario del escritor uruguayo Enrique Gonzáles Arias. Gran Biblioteca Pública de Lima (Biblioteca Nacional). 30 de octubre del 2015.


Detrás de la aldaba”    Libro de la escritora peruana Julia del Prado Morales

Estamos ante una obra de creación genial donde el juego de las palabras antojadizamente se van escabullendo formando imágenes y paisajes que el lector encontrará a su gusto.
 La autora logra efectos que dan su mayor probidad de artista de las palabras  con suma perspicacia valiéndose de su costumbre de humana usando la persistencia de la vida cotidiana y donde el incidente es leerlos.
El tiempo es absoluto y va desde allí hasta una esquina  pero actúa como efervescente disparador en la mente despertando con sutileza la imagen que monta el lector su antojo.
El juego determina que exista un proceso creativo dual  de “Detrás de la aldaba” pues este titulo ya despierta el interés del lector, la palabrita detrás, ya nos indica misterio e inmediatamente se nos presentaran una cantidad de ideas que concordaran o no con la de todos  o sea que despierta el interés que un nombre debería hacer logrando la atmósfera.
La apelación de la autora nos lleva a usar como debería se nuestra inteligencia y desarrolla en las páginas arquitectónicamente juegos de búsqueda de distancias y ejes distorsionados, pero que el lector inmediatamente asociará con acciones conocidas por cada uno, por lo diáfano del asunto en la página y como esta expuesto el tema ,es la forma de lograr sin presión, el efecto de acción voluntaria de comprensión se da por asegurada perfectamente.
La originalidad se lleva a cabo con el atisbo de los tiempos en la vida, esas miradas que sacan realidades de ayer y del mañana tan seguras como: que un gato maulla de noche y alguien le tira un zapatazo para hacerlo callar o que se vaya a otra ventana .
La música de las palabras aquí en este libra da poder de actividad y destornilla al ceñudo cejo de un lector preocupado, el la autora con detalles deliberados que hace una composición de este nuevo universo en libertad y precisamente le roba la seriedad y la pone en un bolsillo pero con argumentos sumamente valederos  y además suyos .
Veamos que la autora da un aldabonazo a una casa y sale corriendo dejando el aroma de sueños dado por un gnomo que le ayuda en la aventura de que su delicada mano dé ese golpe y corra por las páginas con el lector a su lado .
La imaginación aquí como dije juega el papel importante como un cuadro de pinturas de amor usando un lenguaje complejo que es muy sencillo el amor no se explica se hace .
 Viendo por ejemplo la pag 97, “Conquista” hace subir los tres escalones  de acciones que de trozos suben al placer.
“Magia” de la pag 44 revela la idea de ensueño transversal y ilógica pero suministra al buen lector un acertijo exacto de artefactos y naturaleza en una óptica nueva.
“Camino” de la pag 30  quien ha visto y escrito en la vida y los pasos  verá la síntesis justa , tal cual lo hace en “Niño Dios” dándole trascendencia que escala el tiempo humano.
Las verdades dolorosas en “La niña”pag 14 nos resume la vida sin hipocresía.
“Tinaja de barro” tiene la sabiduría y me recuerda a Oswaldo Wayasamin pintor ecuatoriano .
“Nacimiento” una línea que cruza el universo creador hasta la creación misma en el hoy , igual que “Vuelo” de la pag 39.
“Aquella luz” de la pag 89, es la vista de sensaciones mezclada en la bastedad de las soledades.
“Papay Pan” de la pag 88 tiene la genealidad del verbo en transformación constante , aquí la autora retoma la chispa de la palabrería que nuestra América y Perú cuentan con la inmensa naturaleza que le da titulo al juego expuesto y un gusto de dulzura uniendo cielos y tiempos y universos absolutos .
“Cópula” da el toque de garbo del desgarbo, en la pag 100 como un justificativo al número, ja.
“Romance” en la pag 101  compacta la idea  de sueño en inmensidades sintetizado con un sonido final fantástico.
“Dorados” en la pag 29 me parce un tributo de los cambios en la historia y da una señal del tiempo vivos, hay calidez y conciencia pero muestra amor.
  “Dulcinea” en la pag 75 da la escena del tic mágico que ese nombre siempre ha despertado pero le da una fuerza con un sentido nuevo con el juego de la perspicacia, ,champaña!
“Caos” en la pag 117 desnuda las verdades cotidianas de una madre –abuela en la vida .
“Enigma” de la pag 118 llueven ideas de idas y venidas en esas palabras justas e inmensas  que hacen devanar los sesos de un ser enamorado.
“”Snuppy” en la pag 78 bucea en la historia y el lector despabila los tiempo despertando a un ayer que es hoy.
“Desfachatez” de la pag 120 muestra la verdad única dueña de todo y en forma irónica como se cae algo al olvido .
Pero encuentro una serie de hilos que vibran en estas páginas de juego de palabras incisivas y que juntas hacen una serie de brechas en lo oscuro de una historia cruzando con otras historias para dar un entramado nuevo y vivo al telar del mundo construido por la autora en el accionar de las palabras como coloreando la página .
En esas líneas veamos “Busqueda” de la pag 86, ,”Vaga triste” de la pag 61, “Cueva de gitanos” pag 43, “Evagrio”pag22,, es un hilo o camino que juntas cuentan otra historia y despiertan los novedoso instantes nuevos .

También esta otra línea para mi que resulta de la pag 100 “Cópula”,, “Romance” de la pag 101, “Mirada” de la pag111, “El encuentro” de la pag 98, “Amante” de la pag 83, “Desayuno” de la pag 63, “Magia” de la pag44 con final de esta línea “Sortilegio de la pag 80
 Como pueden ver este aldabazo nos pone en perspectiva de una creación nueva en toda su expresión conteniendo este “Detrás de la aldaba”  en segundos cada página incita a hombres y mujeres a seguir leyendo porque el juego que podrían pasar por palabras inconexas y tiene una coherencia magistral ya que le brindan ese gran sabor especial para cada lector directamente y no un gusto general que es único.
 ¿Es el inicio? En esta nueva etapa nueva de la literatura peruana y latinoamericana que tenemos que darnos cuenta , vivirla y saciarnos  con ella , debemos despertar del letargo que se ha puesto y disfrutemos de esta nueva época.
 Al leer “Buzón” de la pag 112, “Almohada”de la pag 113,”Los pasos” pag 73, “Pecado capital” pag 50-51, nos va indicando aportes de cultura y estimulos al pensamiento nuevo que nos hacen discurrir  tiempos y historias  que la vida dio y dá, “Ladera” pag 124-125, cierra el ciclo luego de “El gato”  en la pag 121, de un sincronismo de acciones y golpea la tapa del libro, con el aldabonazo mágico de sueños abiertos.
Mi punto de vista, debe ser uno de tantos que ha  abierto  el portón de peaje al camino nuevo que están recorriendo las letras peruanas y tengo el placer de degustar y hacer despertar a los lectores.
Como he leído a una creadora autentica me siento orgulloso de mostrar el brillo de este libro y los lectores encontraran mas caminos que los que yo he expuesto aquí y son caminos rumbo a un nuevo sueño y tiene como fin la felicidad del mundo un camino abierto, libre para cada uno.

                                                    
                                                 Enrique González Arias
                                                         Uruguay
   Embajador Universal de la Cultura por (Bolivia –Tarija)  
                                      Embajador de la Paz (Asolapo)
 

  
Publicar un comentario